BIENVENIDOS A LATINASK, LA PRIMERA COMUNIDAD VIRTUAL ORIGINAL, ADMINISTRADA POR PERSONAS
PENSANDO EN VOS Y SUPERÁNDOSE A SI MISMA

El Hechizo


abía una vez una chica adolescente, de nombre Nicole, de 17 años; cursaba el 5 semestre de preparatoria, su familia y amigos le llamaban Niki. A ella le encantaban los temas paranormales; siempre escuchaba con atención las pláticas que hacían sus allegados sobre esos temas, que para ella eran difícil de entender o simplemente de encontrarle una explicación. Por las noches se la pasaba viendo videos o películas en internet, y a veces compraba libros sobre el tema.

Era viernes y el fin de semana había empezado. Niki siempre se iba lo más pronto posible de la preparatoria a su casa para saber más acerca de su tema de interés.

En el camino se encuentra con su mejor amigo, Omar, quien es de su edad, pero iban en colegios diferentes, él vivía a una cuadra de Niki, eran vecinos desde hacía mucho tiempo.

Niki- ¡Hola Omar! ¿Cómo la pasaste este día?
Omar- ¡Hola Niki! La pase genial, ¿Y tú? ¿Piensas hacer algo hoy?
Niki- Pues algo fuera de lo común, no. ¿Por qué lo preguntas?
Omar- ¡Porque tengo un libro que puede interesarte! Ya que es de tus temas favoritos es sobre: ¡Brujas! ¿Si gustas más tarde puedo llevarlo a tu casa?

Con una sonrisa en el rostro Niki acepto.

Niki- Si, claro me encantaría. A las 7 ¿Te parece bien?
Omar. ¡A las 7, te veo entonces!

Ambos se fueron caminando juntos las cuadras que faltaban para llegar a sus casas, y se despidieron para verse en la tarde.

Niki.- ¡Hasta en la tarde Omar!

Omar con una sonrisa se despidió de su amiga.

Las horas se pasaron rápido y Omar fue puntual, llego a la casa de Niki, tocó y ella corriendo le fue a abrir la puerta. Ya adentro de la casa Niki entusiasmada le preguntó por el libro.

Niki- ¿Y bien? ¿Si lo trajiste?
Omar- ¡Claro!

Omar abre su mochila y saca un libro muy antiguo, grande y con bastantes hojas.

Niki se sorprendió al verlo, no podía creer que su mejor amigo pudiera tener algo así, para ella era algo magnifico.

Niki- ¡Wow! ¿De dónde lo has conseguido? ¡A ti no te gustan mucho estos temas! ¿O sí?
Omar- No es que no me gusten, simplemente no me meto tan a fondo y para querer saber todo como tù.
Niki- ¡Pues si lo hicieras tendríamos más de que hablar!
Omar- jajajaja! bueno, cambiando de tema, a lo que vine, este libro lo encontré cuando venia de mi entrenamiento, se me hizo muy extraño, además uno no se encuentra libros así porque si tirados en la calle.
Niki- ¡Quizás eres el elegido para algo! ¡jajajaja!
Omar- Ya enserio, si me asustó, más aparte porque es de ¡las brujas! tu tema favorito entre lo paranormal.
Niki- ¿Y eso que tiene que ver?
Omar- ¿No te parece mucha coincidencia? Al menos a mí sí, no sé si me lo encontré por casualidad o fue el destino.
Niki- ¿El destino de qué? ¿Estas delirando?
Omar- ¿Y porque no lo abres?

Niki abrió el libro, las paginas eran color negro y sus letras eran en color blanco, estaban escritas a mano y algo revueltas no se les entendía muy bien.

La chica fue al final del libro, a la última parte y venia un hechizo de las brujas que decía: ¿Cómo convertirme en bruja?

Niki se quedó sorprendida, pero no quería que su amigo supiera que le había interesado tal hechizo, porque se reiría de ella.

Niki- ¡Oye! ¿Podrías prestarme el libro para leerlo bien?
Omar- Si, claro que si, te lo regalo si quieres.
Niki- ¡Muchas Gracias!
Omar- Solo ten cuidado, no me gustaría que te pasara algo malo y por mi culpa
Niki- jajaja! tranquilo, estaré bien, si necesito algo, te llamo.

Omar se fue a su casa. Niki se quedó sola con el libro en sus manos, y se pasó leyéndolo toda la noche. No durmió por estar entretenida con el libro.

A la mañana siguiente del sábado, eran las 10 a.m. y Omar estaba tocando la puerta de su casa.

Niki- ¡ya voy!
Omar- ¡Hola!
Niki- ¡Ah, eres tu! pásale
Omar- ¿Qué tal el libro? ¿Te gusto? La verdad me quedé un poco espantado, conociéndote creí que ibas a hacer o a intentar hacer algo extraño.
Niki- ¿Algo extraño? ¿A qué te refieres? ¿Acaso viste el hechizo de la última página y no me dijiste?
Omar- jajaja! ¡si lo vi! y sabía que ibas a ir de curiosa a la última página; no le tomé tanta importancia al hechizo, pero si temí que trataras de hacerlo.
Niki- Pues me conoces y sabes que lo haré.
Omar- ¿Es en serio? ¡No me gustaría que te metieras en peligro!
Niki- ¡Si! ¡y no va a pasar nada! además tú ni crees en eso.
Omar- Ya te dije que no es que no crea, pero no me obsesiono como tú.
Niki- Me vas a ayudar, ¿o no?
Omar- ¿Y a qué quieres que te ayude?
Niki- A que me consigas las cosas que dice el hechizo, por ahora no tengo dinero, y pienso hacerlo hoy.
Omar- No se, me parece peligroso que intentes hacerlo, si te presté el libro fue para que lo leas, no para que lo hagas, además, ¿Y si te pasa algo?
Niki- ¡Que melodramático! Además tú mismo estas diciendo que no es real, ¿que pasaría si lo probamos? ¡nada!
Omar- Bueno, pero estaré presente a la hora que lo vayas a hacer, solo así.
Niki- De acuerdo, si quieres participar te invito ¡te veo a las 12 a.m. aqui en mi casa!
Omar- ¿Te volviste loca? A ¿esa hora?
Niki- ¿O si lo prefieres a las 3 a.m.? Para mi está bien jajaja!
Omar- ¡No inventes! el dichoso hechizo mínimo durará tres horas, y conociendo lo intensa que eres, lo vas a alargar y te emocionarás más.
Niki- Entonces a las 12 a.m. y si no vienes lo hago yo sola.
Omar- Esta bien, no sé porque siempre hago lo que quieres... -Susurró el chico.
Niki- jajajaja! ¿Por qué soy tu mejor amiga?

Niki empezó a escribir en una libreta las cosas que necesitarían ella y su amigo para hacer el hechizo, las cuales eran:

Un caldero
Aceites
Miel de abeja
Canela
Semillas
Hierbas

Niki- Te espero con esto a las 12:00 a.m. en mi casa, y espero que no me falles!
Omar- Ya que... -Mencionó el chico, no tan seguro de hacer lo que su amiga le estaba proponiendo, pero Niki era su única amiga mujer y su mejor amiga por eso quería acompañarla en esto y no dejarla sola.

Eran las 11:45 p.m. y Niki estaba desesperada y ansiosa porque Omar llegara a su casa, ya había preparado el ambiente. Puso un circulo con cal, velas a su alrededor, inciensos y todas las luces de su casa estaban apagadas.

Esa noche sus papas y su hermano se habían ido a una fiesta y le habían dicho que regresarían muy tarde, ella se entusiasmó porque así podría hacer bien el hechizo con su amigo.

Omar llego puntual a la casa de Niki, y tocó a la puerta, la chica corrió enseguida a abrirle.
Niki- ¡Wow! Si, llegaste!
Omar- Pues sí, si falto te enojas conmigo.
Niki- ¿Cómo te fue? ¿Trajiste todo lo que te pedí?
Omar- Sí, aquí está todo, no faltó nada, algunas cosas ya las tenía y otras si las compré, pero aquí están.
Niki- ¡Gracias!

La chica corre a apagar las luces nuevamente de su casa.

Omar-¿Qué? ¿Lo vamos a hacer sin luces?
Niki- ¿Pues qué pensabas? Todos los hechizos deben de ser así para obtener resultados más exactos, pensé que ya te lo había mencionado antes.
Omar- No sé, creo que olvidé esa parte, espero que de verdad tengas cuidado en lo que hagas, si estoy aquí es para acompañarte.

Antes que Omar empezara a hablar, Niki ya estaba preparando los ingredientes del hechizo en el caldero, y faltaba lo principal: a las 12:00 a.m. en punto la chica debía mencionar en voz alta unas palabras para que éste se activara.

Ya eran las 11:55 a.m. y Omar estaba muy nervioso y un poco serio, no había hablado nada después de las últimas palabras que le dijo a su amiga. El chico no era de estas cosas, solo lo hacía para acompañarla y no dejarla sola.

La alarma del celular de Niki empezó a sonar y ya eran las 12:00 a.m. Niki se paró en medio del circulo y empezó a pronunciar lo siguiente:

Por los poderes de satán, de los infiernos y de los demonios
He decidido unirme a su reino
Quiero ser una más entre ustedes que son tan poderosos
Concédanme el privilegio
De ser una: bruja
Y que mis poderes serán más fuertes que un incendio
Que así sea

Al terminar de decir las palabras Niki cayó desmayada al piso, y Omar asustado fue corriendo a darle su ayuda. La llevo a un sillón, y le puso algo de alcohol para que volviera en sí. Pasaron unos minutos y la chica despertó.

Omar- ¿Te encuentras bien? Me asusté cuando caíste al piso desmayada.
Niki- ¿Pues qué paso? No recuerdo nada.
Omar- Después de mencionar esas palabras horribles, se escuchó como un golpe y enseguida caíste al suelo como si el golpe hubiera sido en tu cabeza. ¿No te duele nada?
Niki- ¡Nada! Solo que no sé si de verdad funcionó el hechizo o no.
Omar- Ya olvídate de eso, ya ves lo que paso, te desmayaste, y eso quiere decir que esto no es para ti, y no quiero que te pase nada.
Niki- Pero no me dolió el golpe, y sentí como que me dormí unos minutos, o sea, ¡no fue desmayo!
Omar- Ya deberías olvidar el tema, además tus papás llamaron y dejaron un mensaje en el teléfono.
Niki- ¿Y porqué no les contestaste?
Omar- Porque no les dijiste que iba a venir a verte.
Niki- ¿Y que dijeron?
Omar- Que no cenaras nada, te van a traer de cenar y que en media hora a más tardar llegaban, porque no les gustó la fiesta. Entonces creo que debo irme antes de que lleguen, para que no te regañen, ellos piensan que estás sola. Y mejor me llevo las cosas antes de que le sigas a esto.
Niki- Se llama hechizo o conjuro, como quieras decirle. Está bien, gracias por acompañarme, creo que me hubieran encontrado tirada si lo hubiera hecho sola jajajaja!
Omar- No es gracioso, de verdad espero que no se haga realidad esto. Me llamas si te sientes rara.
Niki- jajaja! de acuerdo, te hablare a las 3:00 a.m. para que te dé miedo.
Omar- ja ja que graciosa. Bueno me voy antes de que lleguen, y ya es la 1:30 a.m. Por cierto, tu gato estuvo maullando todo el rato que estuviste desmayada. Ve a verlo.

El gato de Niki era muy bonito color negro y ojos verdes oscuro, la chica tenia fascinación por ese color y creía que los gatos eran de verdad los animales de las brujas, por eso en su último cumpleaños su amigo se lo había regalado y ella lo cuidaba mucho.

Niki acompaño a Omar hasta la puerta; se despidieron, y fue a ver que tenía el gato. Ella empezó a acariciarlo y le dio de comer algo.

Niki- Pobre, no has comido desde la tarde, lo olvidé por completo, perdón, me emocioné por culpa de Omar y su libro.

Sus padres y su hermano llegaron a su casa y abrieron la puerta.

Papá- Niki, hija, te trajimos algo de cenar ¡ven!
Niki- ¡Muchas gracias! muero de hambre
Mamá- Oye hija, cuando estábamos bajando del carro vimos a Omar en la tienda ¿vino a la casa?
Niki- Para nada ¿Por qué lo piensas?
Papá- Pues porque es tu mejor amigo, y a veces pienso que hasta quiere vivir aquí jajaja!
Niki- jajaja! Bueno, ya me voy a mi cuarto, muero de hambre y sueño, me llevaré la comida para ver algo en la tele.
Mamá- Bien, buenas noches. Nosotros igual nos dormimos estamos algo cansados.

Su hermano no le creyó a Niki nada de lo que decía. Y fue a seguirla para interrogarla.

Hermano- Omar sí estaba aquí, cuando nos vio, volteó rápidamente para que no lo viéramos, y hay cal y veladoras en la sala, solo que mis papás no las vieron ¿Qué cosa extraña estaban haciendo?
Niki- A Omar lo vi en la tarde, pero no vino a la casa, no me inventes chismes. -Dijo Niki cerrando la puerta de su cuarto, para que su hermano mayor no pudiera entrar a interrumpirla.

Niki prendió la televisión y se puso a ver un programa sobre fantasmas, mientras cenaba su hamburguesa. No pasó más de una hora cuando Niki cayó a su cama por el sueño que tenía y se quedó profundamente dormida.

A la mañana siguiente, Niki se despertó y se fue a bañar como todas las mañanas, y mientras en el baño, al lavar su cabello, sintió sus orejas un poco más grandes de lo normal ¡y puntiagudas! Niki se asustó mucho y rápido salió de bañarse, fue corriendo al espejo para ver qué era lo que tenía.

Niki- Oh, por dios...

Efectivamente la chica tenia orejas de bruja, más grandes y puntiagudas, además de que sus ojos se veían un poco más rasgados y con una luna en el centro y en su cuello la chica tenía un dibujo de luna y un escrito que decía: “Niki la bruja”. Se asustó mucho, se cambió rápido para ir a la casa de su amigo y que viera lo que había pasado con ella.

Niki tocó muy fuerte la casa de Omar como si algo malo ocurriera, la mamá de Omar salió a ver quién era, ya que el chico seguía dormido.

Mamá de Omar- ¡Niki! que madrugadora jajaja!
Niki- Hola, señora, disculpe por venir tan temprano, ¿Se encuentra Omar? -Le preguntó.
Mamá de Omar- Sí, claro que sí está, pero aún duerme, ya sabes que se para después de las 10 los domingos.
Niki- Ahh, es verdad lo olvidaba.
Mamá de Omar- pero si te urge mucho lo despierto, no hay problema.
Niki- ¿De verdad?
Mamá de Omar- Claro, si le digo que viniste se para enseguida. Por cierto, están geniales tus pupilentes y ese maquillaje.
Niki- Ahhh si, maquillaje.

La señora mamá de Omar fue a despertar a su hijo para que atendiera a su amiga.

Omar salió de su cuarto con algo de sueño, ya que los domingos eran los días que el chico dormía mas por las mañanas, Niki lo esperaba en la sala.

Omar- ¡Hola! ¿Que milagro que vienes tan temprano? ¡Mi mamá me dijo que hasta te maquillaste para venir! jajajaja! ¿En serio te maquillaste?
Niki- ¡Obvio no, tú sabes que no me gusta!
Omar- Ya decía yo.
Niki- Es en serio, ¡no sé qué me pasa! mira mis ojos, mis orejas y mi cuello, ¡en verdad estoy asustada y no sé qué hacer! -Exclamo Niki, muy preocupada y con miedo a quedarse asi para siempre. Ella sabía que algo andaba mal o que realmente su hechizo había funcionado. En ese caso sólo tenía una opción para poder revertirlo.
Niki- ¡Omar, no me quiero quedar a si para siempre! ¡ayúdame por, favor! -Exclamó la chica casi a punto del llanto. Omar se asustó, no le gustaba que su amiga estuviera triste.
Omar- ¡Ven! vamos a mi cuarto a buscar algo en la computadora, no sé, otro hechizo que nos pueda ayudar a quitarte eso.
Niki- ¡Gracias! no quiero que mis papas y mi hermano me vean así, por eso me salí muy temprano para hacer algo rápido.

Omar busco rápidamente un hechizo en su computadora el cual pudiera ayudar a su amiga. Encontró uno que decía: “Ritual para anular hechizos”

Omar- Mira Niki, sí hay uno que nos puede ayudar, sólo tenemos que buscar estos materiales y hacerlo a las 3:00 a.m
Niki- ¿Qué materiales? ¿Son difíciles de conseguir?
Omar- No, son: tu perfume, miel de abeja y canela, ah, y sobre todo el caldero.
Niki- ¿Me los podrías conseguir?
Omar- Si ya sabes que sí, y más para ayudarte. Sólo consigue el perfume y yo buscaré lo demás
Niki- ¿Y cómo me regreso a la casa?
Omar- Puedes ir tapada con una gorra y unos lentes, si quieres te presto unos míos. No puedes quedarte aquí, sabes que mi mamá preguntaría y podría pensar mal.
Niki- jajaja! es verdad, mejor me voy, además tengo que ir por el perfume y lo tengo en mi recámara. ¿Entonces te veo a las 3:00 a.m.?
Omar- Sí, claro que sí. A esa hora entonces.

Niki se tapó la cara con la gorra y los lentes oscuros que su amigo le prestó. Con eso ya no se veían los rasgos de nada, solo debía de llegar a su habitación lo más pronto posible antes de que sus padres y su hermano se dieran cuenta que la chica no estaba en su casa.

Niki buscó desesperada el último perfume que había comprado para que sirviera en el ritual, lo encontró y se puso feliz.

Aún no podía creer que su hechizo para convertirse en una bruja le había funcionado, no quería probar si tenía poderes o no, ya que no quería lastimar a nadie de su alrededor ni romper nada de su casa, para que no la descubrieran, solo le quedaba esperar la hora para acabar con esto y volver a su estado físico normal.

Eran las 2:50 a.m. de la mañana y, Niki estaba esperando a Omar. El chico toco la puerta y ella le abrió.

Niki- ¡Pásale!
Omar- Ya casi es hora de empezar con esto, espero que después de hacerlo ya no pienses tanto en lo paranormal o que al menos no trates de intentar hacer estos hechizos.
Niki- La verdad creo que tienes razón, tratare de alejarme del tema un poco para no ocasionar ningún daño. Esta apariencia física no me gusta.
Omar- Ya son casi las 3:00 a.m. Deberías de empezar.

Niki puso el caldero y después echó los ingredientes hacia él y pronunció las siguientes palabras:

Espíritus del bien los invoco a ustedes
Para que puedan quitarme este mal
No quiero cambios en mi cuerpo ni poderes
Quiero volver a ser normal
Que así sea.

Como la primera vez, Niki cayó desmayada al piso, y después de unos minutos reaccionó. Al despertar corrió a verse al espejo, y efectivamente ya no tenía ni las orejas puntiagudas, ni los ojos rasgados, y mucho menos el tatuaje. La chica había vuelto a la normalidad.

Y había aprendido que con la magia, sea blanca o sea negra, no se jugaba. También tenía que respetarla y respetar a las personas que de verdad sabían y se dedicaban a esto, y ella no era una experta en eso. Por lo mismo se arrepintió de todo lo que hizo, ambos tiraron el libro a la basura y lo quemaron, no querían volver a saber nada sobre lo que pasó.

Los chicos prometieron uno al otro que no dirían nada a nadie, que se quedaría como un secreto entre ellos dos y que pase lo que pase nunca más lo iban a volver a hacer. Y así fue, pasó el tiempo y ninguno dijo nada, y desde entonces no volverían a hablar de lo paranormal.

Kelly's Kelly's



La reproducción total o parcial está prohibida por la Ley 11723
Copyright LatinAsk® 2016 - Todos los derechos reservados



Comment Form is loading comments...










85 En línea
5 Miembros y 80 Invitados
Miembros conectados ahora en LatinAsk
Visitas de hoy : 13686
Visitas de ayer : 11829
Total de visitas : 10004429